La llegada de las nuevas tecnologías y el gran avance que ha tenido Internet en los últimos años han provocado numerosos cambios en prácticamente todas las áreas.

La Educación es, de hecho, una de las áreas que más ha cambiado y seguirá cambiando para aprovechar al máximo los beneficios que ofrecen las Tecnologías de la Información.

Anteriormente si deseabas tomar algún curso debías asistir físicamente, lo que a menudo planteaba desafíos para los profesionales que trabajan o aquellos con horarios complicados. Ahora, gracias a los avances de la tecnología, es más fácil que nunca encontrar una opción que ofrezca la flexibilidad que necesitas, ya sea a través de clases presenciales tradicionales, aprendizaje en línea o una combinación de ambos.

Hay muchas ventajas respecto a los cursos en línea se refiere; te permiten aprender cuando y donde sea, lo que hace más fácil continuar con tu preparación profesional y al mismo tiempo equilibrar los compromisos laborales y familiares.

El aprendizaje en línea te ofrece también un acercamiento a un gran número de opciones a estudiar de distintas instituciones del país o incluso de otros, que de la manera tradicional hubiera sido casi imposible su acceso.

Sin embargo, las clases en línea pueden presentar desafíos únicos si no estás preparado. Pero si desarrollas habilidades para un aprendizaje en línea efectivo, encontrarás que los cursos pueden ser una excelente alternativa a un entorno de aula tradicional.

Aquí hay algunos consejos para el éxito del aprendizaje en línea para asegurarse de obtener el máximo valor de su próximo curso.

1. Trata a tu curso en línea como un curso «real».

Cuando se trata de clases en línea, debes tener la disciplina para sentarse y decir: «Voy a trabajar en esto», así como la dedicación para seguir adelante. Aunque puedes ser flexible en cuanto a cuándo eliges completar tu trabajo durante la semana, no puedes posponerlo indefinidamente.

Una de las maneras más fáciles de garantizar el seguimiento es recordar que estás pagando para tomar este curso en línea, tal como lo haría para una clase tradicional en persona. Si el curso es gratuito; aprovecha la oportunidad de tener acceso al conocimiento totalmente gratis, ya que es un lujo que muchos no se pueden dar.

Trata a tus clases en línea de la misma manera que lo harías en una clase presencial, o, mejor aún, en un trabajo, y comenzarás con el pie derecho.

2. Hazte responsable.

Establece metas al comienzo y verifica tu progreso de forma periódica. En un entorno de clase tradicional, a menudo recibirías recordatorios verbales o visuales de la próxima fecha de vencimiento de una tarea. Pero sin que un profesor te lo recuerde activamente, depende de ti asegurarte de haber asignado el tiempo suficiente para completar el trabajo.

Si tienes problemas para responsabilizarte, únete a un compañero de clase o solicita la ayuda de un familiar o amigo para que se registre como socio responsable y te ayude a dar seguimiento al cumplimiento de tus tareas. Al ser organizado, proactivo y consciente de sí mismo, puedes aprovechar al máximo tu clase en línea.

3. Practica la gestión del tiempo.

La flexibilidad para crear tu propio horario es a menudo uno de los mayores atractivos de tomar clases en línea. Pero esa libertad también puede ser perjudicial si no tienes habilidades sólidas de gestión del tiempo. Sin ellos, es posible que tu aprendizaje se vea mermado.

Aunque la forma en que manejes tu tiempo dependerá de tu horario, estilo de aprendizaje y personalidad, aquí hay algunos consejos valiosos para ayudarte a practicar y mejorar tus habilidades de gestión del tiempo:

  • Mira el programa al inicio de cada curso y establece pequeñas metas, las cuáles te sean fácil de cumplir.
  • Márcalas en un calendario que revises regularmente para que sepas qué carga de trabajo vendrá en las próximas semanas.
  • No olvides tener en cuenta los compromisos previos que pueden interferir con tu horario de estudio regular, como eventos o vacaciones, para que puedas darte suficiente tiempo extra para completar las tareas.
  • Establece un horario semanal que puedas seguir, designando ciertas horas cada semana para leer, ver conferencias, completar tareas, estudiar y participar en foros.
  • Comprométete a hacer que tus cursos en línea formen parte de tu rutina semanal y establece recordatorios para que completes estas tareas.
  • Consulta periódicamente tu avance y compáralo con tus metas iniciales, haz un poco de autoreflexión sobre tus progresos y de ser necesario realiza ajustes para que puedas cumplir con tus objetivos.
4. Cree un espacio de estudio regular y manténgase organizado.

Establece un entorno de aprendizaje dedicado para estudiar. Al tener un horario y espacio dedicado, esta actividad comenzará a establecerse como una rutina. Ya sea que tu espacio de trabajo sea la mesa de su cocina, una biblioteca o la mesa de la esquina de una cafetería local, es importante determinar qué tipo de ambiente funcionará mejor para ti. Experimenta para descubrir qué tipo de entorno aumenta tu productividad y concentración. Sea cual sea el lugar que elijas, debe ser el idóneo para que puedas tomar tu clase sin tantos distractores.

También debes asegúrate de que haya acceso a Internet estable y adecuado que te faciliten tomar tu curso en línea y no sea todo lo contrario.

Organiza todo el material que pudieras necesitar para tu curso, esto te ayudará a configurar un espacio de trabajo adecuado que te ayude mantenerte en el camino hacia el logro de tus objetivos. Al configurar su espacio de estudio, asegúrate de:

  1. Tener una conexión a internet de alta velocidad.
  2. Tener los libros, materiales y software necesarios para el curso.
  3. Eliminar las distracciones. Desde Netflix hasta las redes sociales y los platos que se acumulan, te enfrentarás a muchas distracciones que pueden descarrilar fácilmente tus estudios.

Los mejores estudiantes en línea saben cómo disminuir estas distracciones y reservar tiempo para concentrarse.

Exactamente qué tan desafiantes serán estas distracciones dependerá de tu propia personalidad y situación única. Algunos podrían descubrir que pueden desconectarse de un hogar ruidoso escuchando música. Otros pueden optar por trabajar en una cafetería o biblioteca local para eliminar su necesidad de realizar múltiples tareas en casa. En última instancia, necesitarás encontrar una estrategia que funcione mejor para ti.

Independientemente de dónde elija trabajar, considere apagar su teléfono celular para evitar perder el foco cada vez que aparece un mensaje de texto o una notificación. Y si aún tienes problemas para resistir la tentación de revisar tu correo electrónico o navegar por la Internet, intenta descargar un bloqueador de sitios web. El uso de aplicaciones como Cold Turkey y Freedom puede ayudarte a eliminar las distracciones al bloquear las aplicaciones o sitios web que tienden a competir por su atención, como Facebook y Twitter.

7. Participa activamente.

Si el curso tiene la posibilidad de interactuar con otros estudiantes o con el tutor, participa activamente, esto te ayudará a aclarar tus dudas y comprender mejor los materiales del curso y te brinda la oportunidad de relacionarte que otros estudiantes.

Leer las opiniones de otros estudiantes o las interacciones del docente te ayudarán a tener un aprendizaje más significativo y a aclarar dudas que quizá aún no te surgían pero que son relevantes para tu aprendizaje.

8. Aproveche la red.

Las clases en línea a veces pueden hacerte sentir que estás aprendiendo por tu cuenta, pero esto no podrías estar más lejos de la realidad. La mayoría de los cursos en línea se basan en el concepto de colaboración, con profesores e instructores que fomentan activamente que los estudiantes trabajen juntos para completar las tareas y discutir las lecciones.

Estas interacciones te permitirán conocer a otras personas con intereses similares a los tuyos; si te es posible conócelos y comparte con ellos tu experiencia de aprendizaje, la idea es compartir el conocimiento y juntos crear una buena experiencia.

La práctica hace la perfección

Las clases en línea son una excelente opción para ayudarte a obtener a cumplir tus objetivos, ya sea aprender un nuevo idioma, mejorar tus skills o aprender nuevas habilidades. Aunque vienen con sus propios desafíos únicos, seguir los consejos anteriores puede ayudarte a tener éxito incluso en los momentos más caóticos.